¡Marchando una de pollo frito!

Publicado el : 28/01/2019 11:04:28
Categorías : El rincón Fast Food , Envases comida para llevar

Pollo frito: el negocio de comida rápida más rentable

Tanto la comida rápida como el take away tienen numerosas vertientes, entre las que destacan los negocios dedicados en exclusivo al pollo frito, cada uno con su secreto de elaboración o composición. El pollo es famoso porque es sabroso, se puede comer recién hecho o frío, en picnic, en el local y en take away. Es la carne más consumida en todo el mundo y su gracia está en el rebozado en que se sumergen los trozos antes de freírlos. El rebozado suele estar compuesto por especias del tipo de romero, orégano, salvia, pimienta, pimentón, tomillo, ajo, perejil, jenjibre, mejorana, comino, cayena, azúcar moreno, tomate, cebolla..., cuya exacta composición y proporción es un absoluto secreto de cada negocio.

Hace ya muchos años que la venta del pollo frito es un éxito en Estado Unidos, y es un modelo de negocio que se está contagiando a nivel mundial. Si sumamos todo esto a que la carne de pollo es la más consumida, su bajo coste y lo combinamos con la necesidad de ganar dinero como autónomo, puede ser una idea de negocio con una estupenda iniciativa, ya que es algo nuevo en el mercado, tiene una competencia muy baja, no requiere de mucha inversión y las pérdidas son casi nulas. La clave para que tu negocio funcione es ser original y saber preparar un buen pollo frito, piensa que el negocio de la comida rápida y el take away, debido a la falta de tiempo y su económico valor en los tiempos que vivimos, se convierte en uno de los negocios más rentables en el área de la alimentación.

Plan de negocio y ubicación

Lo primero es crear un plan de negocios que identifique el costo de abrir el restaurante, identificar la cantidad de dinero a invertir dependerá en gran medida de la forma en que prepares el pollo, si incluirás acompañamientos, si servirás en el local o solo será Take Away, piensa que incluso el cambio de aceite de las freidoras representará un gasto. Una de las alternativas es saber reducir costos, y eso lo puedes lograr realizando una buena elección de proveedores para tu tipo de negocio tanto en maquinaria, publicidad, packaging, proveedores de alimentos, cartelería, toldos...

Elegir la ubicación de tu restaurante para aumentar tus ventas es esencial, y aquí en parte es importante invertir, ya que el entorno que le rodea, la decoración y el alquiler son punto primordiales a tener en cuenta. No debes de poner por delante el precio del local sin reparar si es una zona con potencial y de fácil acceso para transeúntes. Define qué tipo de clientes quieres atraer a tu negocio, el rango de edad debe comprender entre los 15-35 años, debe de estar en una zona conectada a otra actividad como ir de compras o salir por la noche con amigos, debe de situarse en una zona con alta densidad de población con elevado tráfico peatonal. Conocer a tu cliente potencial te permitirá crear un negocio a su medida, lo que aumentará su satisfacción y las posibilidades de que te elijan a ti antes que a cualquier otro.

Por lo tanto para tu plan de negocio y ubicación has de tomar en cuenta estos 5 tips: ¿Cómo es el cliente que comprará tu producto?, ¿cuáles son sus gustos y preferencias?, ¿qué es lo que más valoran (servicio, localización, calidad del producto, precio)?, ¿por qué zonas se mueven con más frecuencia? ¿Buscan información previa en redes sociales, página web...?

Publicidad en tu cubo de pollo frito

Promover un restaurante de pollo frito no es tan caro como parece. Invierte en redes sociales publicitando tus productos, crea una página web donde figuren buenas imágenes y acceso directo a realizar pedidos, un toldo o cartel bien iluminado y vistoso en tu local, y lo más importante, publicítate a través de tu propio packaging: vasos, cajas menú, servilletas, bolsas, cubos para pollo... y si tu producto es bueno, los mismo clientes van a aconsejar tu pollo frito a los demás.

No olvides la presentación de tus productos, las redes sociales mueven montañas y pueden ser una de tus mejores bazas de promocionar tu negocio. Usa envases personalizados, que realcen tus productos (el pollo, los aros de cebolla, las patatas, las salsas...) ya que una imagen vale más que mil palabras.

Los cubos para pollo frito están disponibles en varios tamaños, dando la posibilidad al cliente de elegir la cantidad que desea comprar. Algo interesante es disponer de acompañamientos para servir junto al pollo, lo que aumentará la demanda y hará que tu pollo frito sea más visible en el mercado. Tanto acompañando dependiendo del tamaño del cubo como vendidos por separado, los aros de cebolla, patatas fritas, diferentes salsas y postres serían el gancho perfecto para promocionar tus menús de pollo.

Share